+34 650 482 780 info@marbegara.com

Pediatría

El valor de una infancia saludable

Posiblemente lo mejor que podamos hacer por un hijo o hija es garantizarles una infancia saludable, alejada de hábitos de vida inadecuados y controlando su crecimiento y desarrollo. La visita al pediatra no debe ser únicamente en los momentos de enfermedad, sino que a lo largo de la infancia deben existir chequeos anuales que nos ayuden en la prevención de enfermedades y a ir modificando las pautas según el crecimiento y desarrollo del menor. De esta manera, con una comunicación cercana, continuada  y de confianza entre el pediatra y la familia es la mejor forma de detectar o prevenir cualquier dolencia.

 

Servicios de pediatria general y neonatologia:

  • Revisiones Peditricas: y vacunaciones.
  • Neonatologia: prematuridad, bajo peso, enfermedades congenitas…
  • Nutricion.
  • Desarrollo psicomotor.
  • Control del crecimiento.
  • Seguimiento de niños con Sindrome de Down.
  • Seguimiento de patologías crónicas.

 

Homeopatía en niños

Soy fiel defensora del empleo de la medicina homeopática, y quizás aún más, en niños. Los medicamentos homeopáticos son un gran aliado para los pediatras ya que nos ayudan a resolver problemas de salud de forma más natural y evitando el consumo excesivo de medicamentos. Esta método terapéutico presenta numerosas ventajas para los más pequeños de la casa:
 

  • Es una medicina segura
    Es importante que las medicinas que administremos a nuestros hijos no presenten efectos potencialmente adversos.
  • Es una medicina efectiva y rápida
    Es una medicina efectiva para prácticamente todos los tipos de afecciones frecuentes, como la fiebre, el resfriado, la tos y la diarrea, entre otras.
  • Es una medicina natural con base científica
    La homeopatía está basada en el principio natural de curación que dice que “lo similar cura lo similar”.
  • Es una medicina que fortalece las defensas
    Las infecciones infantiles aparecen, muchas veces, debido a las bajas defensas de los niños.
  • Es una medicina amigable
    El sabor de los glóbulos homeopáticos es dulce y, por tanto, resultan más agradables y son mejor aceptados por los niños. Su absorción es rápida e instantánea. Son medicinas que no causan náuseas ni dolores de estómago.